Compartimos la mirada...

viernes, 28 de diciembre de 2012

EXTRAÑO

Extraño muchas cosas ultimamente.
Tal vez sea culpable el desalmado balance de fin de año que no perdona.
Pero no se si es eso, ya que extraño gente y cosas que poco tienen que ver con balances.
Ausencias,cosas que no hago hace mucho,gente que no veo.
Extraño a mi hija pero es transitorio ya que està de vacaciones,pero justo no està hoy que es su cumpleaños! Otros 28 de diciembres a estas horas estarìa con la casa repleta de nenas,ahora chicas adolescentes.
Preparando el festejo ya comenzando a las cero horas de este dìa,siguiendo con un "desayuno principezco",y asì siguiendo el dìa completo dedicada a ella.
Hoy el dìa se hizo largo y vacìo.
Tambèn extraño ultimamente a mi "bobe",mi abuela que nos dejò hace cuatro años...ya cuatro?
Extraño ir a su casa y tirarnos juntas a comer bombones de una lata gigante regalada por algùn pretendiente.Porque mi bobe siempre fue coqueta y la viudez prematura no le impidiò tener festejantes!
Primero elegiamos los de puro chocolate,tal vez con nueces o avellanas.
Cuando no quedaba màs remedio,los rellenos.Nunca se sabìa de que estaban rellenos pero cuando hay gula...
Y despuès a vaciar el cajòn de fantasìas sobre la cama y a ordenar: pulseras con pulseras,collares con collares.
Los anillos me los ponia todos hasta llenarme los dedos.
Cuantas cosas se van quedando solo en la memoria!
Extraño tambièn salir a bailar.
Salir a divertirme sin horarios y con amigas de esas de toda la vida,con las que nos reìamos hasta tirarnos al suelo.
Ahora estamos casadas,y las salidas son a cenar y tal vez cine o teatro.
Y nos reimos poco.
Extraño mi casa de villa Gesell.
En diciembre màs.
Era el mes de disfrutar de la tranquilidad previa al malòn de turistas.
Desayunar en el jardìn en camisòn,era uno de mis grandes placeres.
No me importaba que pasara algùn auto!
Y barrer las pinochas que tapizaban el pasto hasta ahogarlo pobre!
Y regar con la manguera el pino gigante de la entrada,y los màs flaquitos de atràs.
Que horror,cuantas cosas que extraño,y puedo seguir.
Mejor me detengo antes de que comience a rodar un lagrimòn y todo esto me parezca absurdo y lo borre.
No se si lo voy a publicar finalmente.A quien le importa despuès de todo,lo que yo extraño?

14 comentarios:

Ester dijo...

Si, claro que importa que extrañes, son días blanditos, en medio del frenesí de estas fechas. Y en ese ratito de calma llegan las añoranzas, los recuerdos, lo que nos falta, lo que ya no haremos, no importa que resbale una lagrima, de verdad, no importa.
Abrazos saltarines

José María Souza Costa dijo...


Invitación - español
Soy brasileño.
Pasei acá leendo , y visitando su blog.
También tengo un, sólo que mucho más simple.
Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
para ti, un abrazo desde Brasil.
www.josemariacosta.com


Pilar dijo...

Importa.

Extrañas recuerdos hermosos y entre las lágrimas seguro que se cuela el resplandor brillante de tan preciosas experiencias.

Un beso

Amando García Nuño dijo...

No es raro. Yo a veces me extraño incluso a mi mismo, y no me sale siquiera un lagrimón.
Bonito texto. Un abrazo.

Ana Prada dijo...

De extrañados (para no decir recuerdos) estamos formados, es lo único que somos. Si lo extrañas es porque está ahí, porque se vivió porque crecimos, porque somos esto con eso. No está mal extrañar y hacer esos recuentos, es lo bueno de tener memoria, solo basta saber disfrutar de esos recuerdos y pensar que sos esta persona tan linda y sensible, gracias a ellos.

Besos enormes y claro que nos importa lo que sentís.

Mily Murillo dijo...

Si de extrañar se alimentan los recuerdos en nuestra mente querida; siempre un gusto leerte.

Abrazos.

Verónica dijo...

Estas fechas, no traen estas cosas, aunque el resto del año tampoco nos libremos.
FELIZ AÑO, qué te traiga cosas hermosas.
Besitos, buien finde

TORO SALVAJE dijo...

A cualquier ser humano con algo de sentimiento le importa leer lo que extrañas.
La nostalgia nos atiza a todos de vez en cuando.
Espero que ya estés mejor.

Besos.

aris dijo...

Pero esos dulces momentos siempre estarán dentro ...

Ojalá el nuevo año te deje también preciosos recuerdos porque todo estará muy bien... Paz y mucho amor ...

Mi cálido abrazo desde el corazón

S. dijo...

Te apuesto un brazo que en 34 años más vas a extrañar el día que escribiste esta entrada.

Un beso y feliz todo.

Rossana Arellano Guirao dijo...

Vine especialmente para dejar un saludo, que el 2013 sea un año pleno de alegrías.


Rossana

Arturo dijo...

SILDELSUR:
Hiciste muy bien en publicar tu escrito, pues más allá de la nostalgia que expresa, deja en claro mucho amor hacia tu bobe.
De nuestro estado de ánimo dependerá cómo serán los recuerdos. Siestamos deprimidos todos serán negativos, los malos por su propia condición de ser y los buenos por la sensación de pérdida que intrínsecamente poseen.
Lo mejor es recordarlos con inmensa alegría, como una anécdota graciosa, que cada vez que viene a tu mente te obliga a reír de nuevo.
Deseo que vos también tengas un muy buen Año nuevo, donde tus deseos se cristalicen con dicha.
Un gran abrazo.

Antonio Vallejo dijo...

Muy bonito; son así estos días, vienen los recuerdos, la melacolía por las cosas pasadas, las cosa no realizadas y las personas que ya no están.

Hay que dejar pasear al corazón, si no llora moriría.

UN saludo fuerte y Feliz 2013.

Jana la de la niebla dijo...

No había pasado nunca por tu blog y hoy he visto tu nick y me ha dado curiosidad... he leído estos "extraño" y se me están saltando las lágrimas, ¡ay!, sé lo que dices, comparto esos sentimientos, extraño tantas cosas... Tus recuerdos de la abuela me han parecido tan bonitos, al menos la tuviste y disfrutaste mucho con ella, siempre quedan los recuerdos, hermosos recuerdos para tejer tardes enteras de añoranza.
Un abrazo y feliz Año para ti.