Compartimos la mirada...

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Me enamoré de un perejil






Lentamente creció el perejil que planté en una maceta del balcón.
A lo largo de varias semanas pensé que las semillas estaría vencidas,o la tierra infértil.
Como si de algo vital se tratara,lo vigilaba cada día,mejor dicho "varias veces" por día.
Se me nota la ciudad hasta en los poros, ya que esto de esperar una mínima pintita verde en una maceta,es algo que quien siembra y cosecha en el campo jamás podrían comprender.
Un día me pareció ver como una cabecita de alfiler asomando por la tierra,pero no quise ilusionarme.
Al día siguiente fueron varias cabecitas de alfiler.
Un par de días posteriores,encontré en la maceta un reguero de minúsculas micro-hojitas que colmaron mi corazón de felicidad!
_"Brotó el perejil!" lancé a los cuatro vientos loca de contenta.
Llamé a toda la familia a ver el maravilloso espectáculo, y nos quedamos durante largo rato admirando el milagro.
Así siguió hasta que comenzaron a salir tallos y algunas hojitas en forma de trebol,o mejor dicho,en forma de perejil.
El otro día cortamos un puñado para ponerle a las milanesas,con temor a dañar la maravilla,pero por suerte al día siguiente la propia planta nos hizo el favor de disimular el faltante y siguió creciendo feliz esa especie de pastito verde claro que tanto,pero tanto amamos.
Por qué será que los citadinos nos encandilamos tanto con algo que parecería tan simple?
No me imagino a un campesino adorando a un poste de luz ni a un semáforo!
A que viene mi historia del perejil?
Viene a cuento de la primavera.
Recién me acordé que se acerca la primavera y lo mucho que la detesto por el tema de las alergias y el clima cambiante que te hace salir con bufanda y volver con musculosa.
Pero cuando pienso en mi macetita de perejil recién estrenado, se que fue "ella" (la primavera), la responsable del pequeño milagro que sucedió en mi balcón y se lo agradezco.
Aunque para la gente del campo sea tan ridículo el perejil en maceta,como para nosotros no saber donde queda el obelisco!









25 comentarios:

Verónica dijo...

Qué bien que floreciera, comprendo tu contento a mi me pasaría igual.
En España, pronto nos llega el otoño.
Un besito

Monje Negro dijo...

hermoso texto. Me encantó, que buena manera de recibir a la primavera.

Te felicito por tu perejil.

Besos

Darío dijo...

Enamorarse cada día, así sea perejil, mujer o poema...

LA NOVIA dijo...

Me hiciste acordar a un año que nos empecinamos en tener tomatitos cherry en el patio del departamento. Proyecto Ami8 lo llamamos, porque teníamos un Ami color tomate... Jajaja...
Todos los días mirando obsesivamente las macetas, y hasta le sacamos fotos...
Urbanos a full!!!!!!

Besos (no, no nos entenderían)

Enigma dijo...

Relatas tan lindo y con tanta emoción lo sucedido, que me parece hasta percibir el aroma de dicha plantita jaja...Vamos tan a prisa a veces que se nos pasa por alto la maravilla de lo simple... Qué bueno que lo hayas redescubierto en tu perejil.
Besos Bonita!!

Discurso Bravo dijo...

Que lo disfrutes!
Una buena provenzal ... ¡que rico!

Gilberto Cervantes dijo...

Hasta me puse feliz por el nacimiento de tu perejil!! Recuerdo que en casa sembraba frijoles en una maceta que habia en el balcon y esperaba impaciente a que brotaran de la tierra. Por eso te entiendo!!

Hermosa tu entrada!

Besos y se feliz!

Arturo dijo...

SILDELSUR:
con tan poca cosa uno puede ser inmensamente feliz. Es una de las virtudes de la naturaleza.
cuando me casé y fuimos a vivir a Deán Funes Córdoba, hicimos una parcela con una quinta de perejil, cebollas de verdeo y achicoria. El clima y el suelo no eran los mejores, pero las plantas salieron. Además, en esa casa planté un árbol frutal (un duraznero) y en san Pdro de jujuy, fueron tres cítricos diferentes.
Una de las cosas más bonitas (y reljantes) es el cuidado de las plantas.
Un gran abrazo.

Maribel Flores dijo...

Es muy bonito lo que nos contaste en tu entrada y está lleno de ternura.
Un abrazo.

lola dijo...

Hola!! Buenos días Seguiré visitándote escribes muy bien interesante tu historia

Que tengas un feliz día



escuchando palabras dijo...

me gustan los relatos q son portadores de ternura y calor, besos Sil

Eva Letzy dijo...

Qué bueno!!! Jaja, cuando leí el título pensé que se trataría de otra cosa, pero era un verdadero perejil no más..
A mí me encanta la primavera (por suerte nunca tuve alergias). Antes me encantaba setiembre, pero desde que vivo en Madrid no tanto porque en setiembre acá empieza el otoño, y no queda nada para el frío, brrrr, no me gusta el frío...
Es la mejor época del año. Yo también estoy feliz en abril acá mirando mis plantas como una idiota, un campesino se reiría media hora de mí...
Saludos

SILDELSUR dijo...

Verónica:
No veo la hora de que pase este invierno que estuvo feísimo por aquí!
Será por eso que con cualquier cosa que me haga olvidarlo,me pongo tan contenta!
Un beso enorme!

SILDELSUR dijo...

Monje Negro:

La verdad es que mi perejil es un mar de satisfacciones!
Huele bien,sabe bien,y no hace reclamos de ningún tipo!
Besos!!!!!

SILDELSUR dijo...

Dario:
Exactamente!
El enamoramiento es algo muy revitalizante,aunque sea de un perejil!
Besos!!!

SILDELSUR dijo...

La novia:
Que gran idea la de los tomatitos!
Yo lo próximo que quiero cultivar,son algunas amistades,jajaja...Dejá,la primavera me tiene chistosa.
Comparto absolutamente en que ellos no entenderían la felicidad de un pequeño brote de maceta,como yo no entiendo como se puede vivir en medio de la nada.
Necesito gente,edificios,negocios,subte,taxis,smog,stress,el chino de la vuelta,las veredas aunque sean rotas para poder usar tacos!!!!!
Un beso enorme!!!

SILDELSUR dijo...

Enigma:

Realmente fue así como lo cuento,tal vez por eso me quedó bien el relato!
Es como tener una mascota nueva en la familia!
Le damos de beber y lo cuidamos del viento,jajaja!
Imaginate si les comprara un perrito como tanto me piden!

Besos!!!!

SILDELSUR dijo...

Discurso Bravo:

Estamos todos tan enamorados del perejil,que no se si vamos a poder comerlo!
Es casi como guisar un perrito!
Cuando decis lo de la provenzal me suena a asesinato de mi pobre y amado perejil...ya se,enloquecí definitivamente!

Dejá,es el clima que me pone así...

Besos!!!

SILDELSUR dijo...

Gilberto Cervantes:

Es muy lindo ver que algo que uno hace con cariño,da resultado!
Ya sea una planta,un trabajo...en fin,lo que sea que nos florezca, da satisfacción!

Besos!!!

SILDELSUR dijo...

Arturo:

Es una lección de la vida que a veces tarda en llegar:
con poco y simple,se puede ser muy feliz!
Por suerte algunos nos damos cuenta antes de que sea demasiado tarde.
Besos!!!

SILDELSUR dijo...

Maribel Flores:

Muchísimas gracias por tus palabras!
Espero que sigas por aquí acompañandome!
Besos!!!

SILDELSUR dijo...

Lola:

muchísimas gracias por tus palabras!
Te espero por aquí con mucho gusto!
Besos!!!

SILDELSUR dijo...

Escuchando palabras:

Creo que aunque no soy ninguna escritora,por suerte me sale muchas veces eso de transmitir emociones.
Me alegro mucho cuando llega lo que escribo!
Besos!!!

SILDELSUR dijo...

Eva Letzy:

Sos la primera que entendió mi inocente chiste!
Esa era la idea con el título,como cuando escribí sobre mi "media naranja",y me referí a una media color naranja!
Me divierte jugar con el doble o múltiple sentido!
Así que vivís en Madrid?
Pero sos de por aca?
Te mando un beso enorme con la llegada de ese otoño en Madrid!

Besos!!!

tere dijo...

un amor bonito a mi también me enamora las plantas..y mirar como crecen .....saludos