Compartimos la mirada...

jueves, 7 de junio de 2012

Quien puede?




Quien puede hablar de amor?
Quien puede decir que sabe algo del amor?

A veces un espejismo
una ilución óptica
una nostalgia
una cicatrìz
una lengua de fuego
que arde
que incendia
una diadema
de mariposas en el plexo "lunar"
o un lunar estratégico
una marca en el labio
un ojo que mira
distinto al otro,
tanto más dulce!
Una piel extremadamente tersa
 un aroma inolvidable.
Ingredientes
invenciones
recetas o pócimas
que crean o recrean
la certeza,
el deseo decidido,
la cicatriz inefable,
de que eso que sentimos
es amor y no gastritis.



12 comentarios:

Tranquilino González dijo...

Lo único que sé es que nadie tiene la definición...

Juncal dijo...

... y no gastritis.

Genial !!!

El que lo ha padecido conoce la diferencia.

Un saludo.

Arturo dijo...

SILDESUR:
Lo llamativo es que el significado cambia con la edad: En la juventud se lo confunde con el deseo y la pasión, en la madurez con el afecto y la compañía y en ancianidad con el nostálgico recuerdo.
Muy bello tu poema, además.
Una caricia a tu espíritu.

Marina O.A. dijo...

Me gusta mucho esta entrada.
Hay sucesos en el mundo que cuanto más intentamos comprender sus causas o sus partes, más nos alejamos de lo que realmente son.
Un saludo!

Juan Andres Gianfelici dijo...

Pero qué bien definis en el poema a eso del amor...

una constante futura nostalgia que rima de a dos!

escuchando palabras dijo...

terriblemente cierto...jeje...besos buen finde

Ardid dijo...

Tal vez eso sea lo bueno, que sea indescriptible.

Gilberto Cervantes dijo...

Es cierto que pudiera llamarse de cualquier manera. Y es cierto que la sensacion es unica. Pero la gastritis, segun el libro enciclopedico de medicina dice que blablablablablabla...

Tu poema es precioso!!

Manuel María Torres Rojas dijo...

Lope de Vega: "El amor fue el inventor de los poemas". Añado: sentimiento insondable, carne que se estremece...

tomas danberg dijo...

la certeza infalible de saber que es un placer leerte en poemas, besos

mendiga dijo...

QUE BUEN FINAL, un toque muy acido. peo pese a la vuelta que le das, es todo un poco lo que decis antes si. buena eleccion de palabras, quien sabe? pero bueno , todos decimos. un gusto visitarte

Otto dijo...

Gastritis que nos arroja a las vigilias y nos desemboca nudos en la garganta, desde el plexo solar del amanecer en su boca...
hasta el crepúsculo del destino que nos sepulta en manantiales de recuerdos para amusgarnos los colmillos del alma.