Compartimos la mirada...

lunes, 18 de junio de 2012

Credulidad






Credulidad y unas pestañas  (un cuento?)


Tal vez era una hoja arrancada a un cuaderno usado,o una servilleta de bar.
El arte no pide permiso y surge ahí donde menos se lo busca...y ahí,en esa hoja suelta,El flaco garabateó unas palabras que quién sabe de donde le iban surgiendo,hasta llenar la hoja y saciar su necesidad de expresión.
Aún quedó resto para garabatear un ojo,unas ramas de árbol,uvas,un corazón.
Decidió ponerle música,o quizás con la melodía en la mente fue soltando esas palabras, hasta que se hicieron una.
Se la cantó a una chica que le coqueteaba a través de unos enormes lentes  de color verde y portadora de una minifalda de terciopelo marrón.
La chica se quitó los lentes y sacudió unas largas y espesas pestañas,como símbolo de aprobación.
El flaco sonrió y la chica le sopló un beso que le voló los rulos.
Supo que debía grabarla algún día,con algo más que su guitarra acústica.
Buscó un guitarrista,un baterista y decidió que "Credulidad" saltara del papel arrugado hacia su garganta..
Algún día muchas otras gargantas entonarían emocionadas "Credulidad",pero él no lo sabía ni le importaba.
Solo quería gritar su sueño de aquel día,abanicado por aquellas pestañas tan largas.

_"Lo peculiar de nuestro gran calabozo,es ésta especie de terror por el bosque.
La risa nena no podrá surgir,a menos que te subas al árbol" tarareaba ella,sin terminar de comprender la metáfora.Le parecía tan simple y tan compleja!
Sería acaso que debía afrontar sus peores pesadillas,sus miedos más antiguos, confrontándose con ellos?
"La risa nena no podrá surgir...a menos que te subas al árbol..."
_Claro! pensó y se le iluminaron las pestañas que parecían olas azules o alas de pájaros en pleno vuelo.
Corrió hasta el bar y se plantó frente al flaco.
Lo volvió a mirar y a embrujar con sus ojos oscuros y aquellas inolvidables pestañas.
_El árbol soy yo,yo soy lo más alto y lo más profundo que se me puede atravesar en la vida.
_Exacto! respondió el flaco guiñándole un ojo.
_Nos veremos pronto,nena.Ahora ya sabés de donde surgen la alquimia y la verdad de las canciones, y tal vez...tal vez me ayudes con una...o tal vez me trepe a tu árbol.
Ella salió sonriendo,tarareando "Credulidad"...

4 comentarios:

Darío dijo...

Ciertas canciones eternas...

Arturo dijo...

SILDESUR:
Cuando con mi hermano compramos su long play Pescado 2, ya teníamos el primero de la saga "Desatormentándonos".
Recuerdo que los surcos de Pescado 2 eran tan finos que la púa se saltaba de pista y perdíamos parte de las canciones. La calidad del mismo no era buena, de modo que poníamos una moneda de un peso sobre el pick up y así los escuchábamos bien; pero a costa de un mayor desgaste de surco y púa.
Eran épocas de inocencia e imaginación, donde el Flaco nos hacía quemar el bocho tratando de entender sus letras: la serpiente era la droga vagando por la sangre ("la serpiente viaja por la sal"), "El monstruo en la laguna" era una acechanza que no lográbamos discernir, "Dulce 3 nocturno" era la cannabis sin dudas, Blues de Cris era una pelea con la novia (mucho después me enteré de que era su "Muchacha ojos de papel) y así el resto.
Pescado 2 era más hermético que el primero, incluso que "Artaud", el mejor de todos (siempre fue un quebradero de cabeza guardar ese sobre infernal).
A partir de allí nuestras vidas siguieron otro rumbo... y otros intérpretes. Las prioridades cambiaron.
Un beso.

Cecilia Lucero Gómez dijo...

La importancia del análisis profundo... me agrada :D
Saludos.

merce dijo...

Que bueno....!!!

Bravo...!!!


Un abrazo