Compartimos la mirada...

domingo, 6 de abril de 2014

El cofre maravilloso



Pronto dejé las muñecas.
Sentía que era algo vergonzante y a los siete años las cambié por libros que leía y devoraba apasionadamente.
En el fondo de mi alma deseaba aún abrazar a algunas de ellas.Solo me permitía cambiarles cada tanto la ropa y lavarlas como se lava un plato,de manera mecánica y fría.Hubiera querido bañarlas como si fueran mis pequeñas hijas pero algo me decía que no,que ya no...
Que pena haber sido adulta siendo tan chica!!!
No recuerdo como fue que mis juguetes fueron regalados (al menos conservé algunas muñecas de recuerdo).
Será por todo esto que nunca pude regalar ni una cucharita del juego de té de juguete de mis hijas!
Cada rompecabezas,cada pequeña olla,todo fue guardado con amor para cuando quisieran: tal vez para cuando la nostalgia por la infancia las hiciera añorar aquello o para sus hijos,quién sabe?
Todo les fue guardado y permitido, para jugar hasta que lo desearan.
Aunque el jugar con juguetes haya pasado de moda y se use casi exclusivamente la compu,los juguetes están.
Esperan paciente y amorosamente que alguien levante la tapa del cofre que habitan, para volver a brillar.
Conservan ese aroma a infancia y a bebé tan rico!
Y si ellas ya nunca más los quieren,estaré yo para cada tanto levantar la tapa del cofre y mirarlos con ternura.
Tal vez acariciar un oso de peluche o arreglar el cabello de una muñeca.
Las mujeres tenemos la capacidad y la sensibilidad de jugar a las muñecas.. para siempre.


12 comentarios:

Ester dijo...

Que bonito post, me he acordado de mis juguetes, se perdieron casi todos, y tampoco supe guardar los de mis hijas, los cuentos y algo muy especial. Pero me quedan los recuerdos que hoy tu has sacado a flote. Saltibrincos

Lía! dijo...

Enternecedor post colmado de añoranzas, que de seguro estaran siempre merodeando en la memoria emotiva de tus recuerdos.
Nada! como dejar fluir la niñez que mientras mas larga, mas autènticas nos vuelve!

Cariños...

escuchando palabras dijo...

una lindura tu entrada, coincido contigo en tus pensamientos...feliz martes!!

SILDELSUR dijo...

Era de esperar que comentaran primero y sobretodo mujeres!
Nosotras tenemos mucho más que el sexo en común!
La verdad que pretender la igualdad entre el hombre y la mujer es una tontería.Nosotras tenemos un idioma que ellos no pueden comprender y no está mal.Nosotras,la mayoría,no compartimos sus pasiones tampoco!
Aún así,muchos de ellos se dejan amar...
Besos chicas!!!

Darío dijo...

Es verdad, la sensibilidad femenina nos es absolutamente ajena, en todos los ámbitos... Un abrazo.

SILDELSUR dijo...

Ah! sin darme cuenta,o sea inconscientemente puse de título "El cofre maravilloso",simbolismo que Freud atribuye al sexo femenino!!!!
Maravilloso el inconscienteeeeeeeeee

Julia L. Pomposo dijo...

Mientras en el mundo haya niños, habrán juguetes, porque jamás un ordenador puede inspirar la ternura que inspira un juguete, ni se deja peinar, ni acariciar.
Me encanta tu publicación.
Besos

Guantes De Lana dijo...

Justo venía a decir lo del cofre maravilloso, de Freud.
Las mujeres tiene esa sensibilidad que nos atrae a los hombres.
Tienen esos cofres donde guardan las bellezas del mundo y donde siempre quedará algo guardado, mucho más que muñecas o cosas materiales.
Muy bueno el texto
Besos totales.

Forbidden dijo...

en un estante de mi habitacion, aun hay muñecos de mi infancia que me marcaron.

saludos

Delia dijo...

Lindo post que nos lleva a recordar experiencias de la niñez con nuestros amigos, los juguetes. Esos amiguitos que la tecnología no puede reemplazar, cuanto más simples son los juguetes más atraen a los niños, lo comprobé a través de mi experiencia, la de mis hijos y la de mis nietos.
Un abrazo.

Lunática dijo...

¡Hola! Me encantó lo que escribiste. Yo también dejé temprano las muñecas para acurrucarme con los libros, la diferencia es que todos los "chiches" fueron guardados en el baúl para mi futura hermanita. Obviamente, cuando se abrió, la acompañé en sus juegos, porque, como decís vos "las mujeres tenemos la capacidad y la sensibilidad de jugar a las muñecas.. para siempre."
(Hacía mucho que no pasaba por acá. Lo haré más seguidO) ¡Saludos!

Guantes De Lana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.