Compartimos la mirada...

lunes, 24 de marzo de 2014

Cinema cruel


Cuando era chica (ayer nomás),pensaba que mi vida era una película y cuando me retaban sonaba una música trágica y los espectadores estarían de mi lado.
Así lo sentí también cuando recibí mi primer beso en los labios: sabía que los espectadores anónimos de mi vida estarían derramando una lágrima de emoción,sintiendo al igual que yo que por fin mi príncipe azul había llegado.
Hubo príncipes azules y príncipes desteñidos,claro.
Seguramente mis espectadores desaprobaban a esos malvados que lastimaban mi corazoncito y los insultaban tirándole pochoclo a la pantalla!
Cuando recibí mi diploma universitario que felices estarían...
Y lo seguí pensando hasta que un día me dí cuenta que los necesitaba: necesitaba a veces un aplauso y a veces un abrazo,pero ellos no estaban ni siquiera para silbarle al que me robaba la cartera por la calle.
Entonces decidí que la película había terminado y que comenzaba mi vida sin espectadores,sola con mi alma para siempre.



7 comentarios:

Real Fenix dijo...

bello todos tenemos ese publico que nos acompaña a algunos más numeroso que a otros...muchos cariños para ti

Ester dijo...

Encontrarse con uno mismo es importante. Se feliz.

Darío dijo...

Todos necesitamos una caricia, eternos niños con decepciones a cuestas... UN abrazo.

Guantes De Lana dijo...

Lo importante en la película, es el montaje y la edición. hay que ver como la editamos. igual ya tiene un actriz interesante la suya.
besos totales. ah muy bueno el relato.

Gloria dijo...

Vivir la realidad a veces es duro, pero lo más conveniente, si no quieres ir dándote golpes por doquier.
Besos de gofio.

moderato_Dos_josef dijo...

Hay autores leídos y seguidos por millones de personas y brealmente son muy buenos. Pero también hay otros, conozco algunos casos, que siendo magistrales escriben y apenas tienen lectores, nunca han sido divulgados ni tampoco les ha interesado, y honestamente, con sus historias me han hecho vibrar igual que algunos de los mejores clásicos...

Gran post!

Un abrazo.

Marcelo H dijo...

Dulce...