Compartimos la mirada...

martes, 26 de febrero de 2013

PRINCESAS Y PLEBEYAS




Qué lindo tener ganas de escribir algo que a una le pasó y el marido que no encuentra las pilas del control remoto (una desgracia!!!),las nenas  que  mañana empiezan el colegio y falta planchar el delantal,una carpeta se rompió,la birome que no escribe,las chicas peleando al mejor estilo "Titanes en el Ring" y así,mientras vuela una media por delante de mis ojos sigo escribiendo porque nada me inmuta!Ya se me hizo costumbre sentarme con ganas,muchas ganas de escribir algo y hacer que no oigo,no veo ni siento nada más que lo que tengo delante de mis ojos que es la pantalla de la compu!
Pero que difícil es ser "madre y esposa y argentina" como decía "La Porota" de Jorge Luz!!!
Aún así no flaqueo (todo lo contrario: me traje un paquete de Chocolinas  para no desnutrirme,ja!).
Resulta que tuve un precioso cumpleaños de una querida amiga de mi madre.
Una de las atracciones era una conocida y simpatiquísima actriz de stand up.
el monólogo era genial,pero las señoras eran demasiado "paquetas" y no se sentían identificadas con casi nada de lo que decía la comediante, que con la mirada nos pedía socorro  a un pequeño grupo que si festejábamos sus historias.
Hablaba de la relación de las mujeres con la ropa,con el marido,los chicos.
Claro que para la mayoría de esas señoras no existen esos problemas!
Que si llevábamos de compras al marido y se aburría: esas señoras van de compras solas.
Que si vemos algo que nos gusta y no nos alcanza,vamos al día siguiente con el dinero y lo vemos más feo: esas señoras siempre tienen dinero y tarjetas varias y además no pasean mirando vidrieras por la avenida Santa Fé sinó por París,New York etc!.
Que si los maridos ayudan con el lavado,planchado,cocina: esas señoras tienen como mínimo dos empleadas domésticas,cocinera y chofer.
En fin,no lograba hacer sonreír a algunas mujeres, mientras que otras nos sentíamos absolutamente identificadas.Pero como decirle a la actriz que no se sintiera mal,que ella era realmente buena y que había habido un problemita con respecto a la comunicación del target (se escribe así) del auditorio?
Luego le tocó el turno a Palito (Ortega).
Ahí la mayoría se lanzó a bailar y corear cual adolescente del "Club del Clan".
Y cuando Palito se iba,hasta la más seria quizo sacarse fotos con "El Rey"!!!,jajaja!
Les cuento un secreto:_ yo también me saqué fotos con Palito y hasta me dijo un piropo!
(Otro día les cuento el piropo que me dijo Palito,muy halagador aunque problemático).
Ah! La actriz de Stand Up también habló del tema de los piropos en relación con las edades de las mujeres.
Decía que a las jovencitas no les importaba nada e incluso los detestaban y a medida que pasaba el tiempo a las mujeres nos iba gustando el tema de que nos piropeen por la calle.
Ups! Mi alegría con el piropo de Palito delata mi edad!
Es que estuvo tan lindo...
En fin,los cumpleaños de mi mamá y sus amigas dan mucha tela para cortar y cuentos para contar.
Terminado el cumpleaños,la carroza se convirtió de nuevo en calabaza y todas nos sacamos los zapatos incómodos de taco aguja y el maquillaje.
Nos pusimos las pantuflas y colorín colorado,este cuentito se ha terminado.






13 comentarios:

Guantes De Lana dijo...

Siempre son muy buenos los textos sobre los cumpleaños de las amiga de tu mamá o esta última.
Que feo cuando el público o parte de este, no es el acorde a lo que se hace.
Me alegra mucho verte escribir nuevamente y más seguido que antes, espero de corazón que así sigas Mujer, madre, esposa y argentina.

besos totales.

P.D.: Que ricas las chocolinas.

Arturo dijo...

SILDELSUR:
Tu entrada es hermosa. Has descripto muy bien lo que sería tu vida y vos misma.
Parecía que entrábamos a tu casa y veíamos el lío del momento, con tu familia ocupada en no dejarte escribir y vos, perseverando en ello.
Muy buena anécdota, que nos pone en evidencia la existencia de mundos paralelos (los de ellas y los nuestros) y la admiración perenne hacia el cantautor tucumano.
Deberías sentirte muy halagada con el piropo de Palito, pues es bien conocido su buen gusto; basta ver a Evangelina para convencerse.
Un gran abrazo.

Natàlia Tàrraco dijo...

Es que hay señoronas y hay mujeres, esposas y madres, por si fuera poco !argentinas!
Lo he disfrutado como una copa de Cava chispeante. Besito.

Patzy dijo...

Hola, Sil!!! Pasé a saludarte porque hacía un tiempito no te dejaba comentarios (aunque siempre me doy una vueltita para leer tus post!). Me encantó esto de "hacerse un lugar aunque la casa se caiga abajo" para poder dedicarle tiempo a tu escritura...yo logré algo similar con la pintura, que encima es más difícil porque no vas sola, vas con desarreglos de pomos, telas, pinceles, etc, desperdigados...necesitas sí o sí, un lugarcito tuyo, y lo encontré! (Qué te dijo Palito?) jeje...Me gustó el relato! Sigo por aquí! Gran abrazo!

DiscursoBravo dijo...

Debe ser algo parecido al paraiso quedarse dormido sabiendo que lo primero que uno va a ver cuando se despierte son tus ojos y tus alas.

escuchando palabras dijo...

siempre seras una diosa! beso

Mario Misael Centeno dijo...

Saludos SILDELSUR, el tiempo para escribir es inarancable.Los piropos deben tranmitir la aptitud ante la vida, bueno, ahora si...saludos

Ardid dijo...

Y lo entretenido que resulta "pelear" con la cotidianidad del día a día; si te lo dieran todo hecho, acabaría siendo muy aburrido. ;)

Darío dijo...

Bueno, pero quedan los instantes, que nunca se terminan, son eternos. Un abrazo.

TheWickedNightmare dijo...

Hehe
Saludos

La Perfida Canalla dijo...

Las pantuflas siempre son un "happy end"...

Por cierto soy Pérfida
Un saludo coleguita

chus padin dijo...

Me gusta tu relato, muy cotidiano y real.Disfrutaría de esa fiesta de cumpleaños, seguro que muy divertida.

Sigue escribiendo en medio de la jungla familiar..... que maravilla.
Chus

Ester dijo...

Que bien que lo hayas disfrutado, los cumpleaños y las fiestas son para divertirse. Cuando cuentas que esas señoras no entienden el monologo porque a ella no les atañen esos problemas, es lo que te va a ocurrir a ti cuando tu hija vaya al cumpleaños de una amiga tuya, la historia se repite jeje. Un abrazo