Compartimos la mirada...

sábado, 19 de mayo de 2012

Any...is!

Que extraña sensación
la de estar lleno y
vacío.
La de sentirse pleno, feliz,
y triste.
La de sentir un calor
que agolpa la sangre
que la calcina,
y un tenue
sudor frío,
la gota de vapor
escarchándose en la cara.

De pronto estar
en medio de un eclípse
solar:
el día se hace noche
la noche es pasajera
la lluvia en las pestañas
la sonrisa parpadea.

Ser espectador y artista
ser niño y equilibrista,
comerse un paquete completo
de pastillas de Any...is!

Y luego...
Luego de mil pastillas de anís,
la lengua adormecida ya no siente sabor,
ni dolor,
ni nostalgia.








13 comentarios:

Guantes De Lana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Joven llamado Cuervo dijo...

La inexorable fragmentación que llevamos adentro...

Arturo dijo...

SILDESUR:
Siempre será preferible atragantarse con una pastilla, de ésas que mencionas, en lugar de caer en las garras del alcohol o en cosas peores.
Vaya mi felicitación por tu poema.
Y el convite de una pastilla de miel.
Un saludo, degustando cosas dulces...

RECOMENZAR dijo...

Me gusta mucho como escribes

escuchando palabras dijo...

hermoso texto, lleno de sensaciones y q lindo pintura, besos

Fran dijo...

Belleza salvaje, poema cristal, escenario para la despedida, sin dolor, sin nostalgia...Espectacular la imagen y el poema.

bsos

De cenizas dijo...

Eso es vivir, lo que ocurre que no todo el mundo lo puede decir así de bonito.


besos

José Ramón dijo...

Estupendo el post que nos has dejado lindos textos te deseo feliz semana
Saludos desde…
Abstracción textos y Reflexión.

mendiga dijo...

sencillamente me encanto, que triste que real , morir dormir soñar vivir. todo en uno.

te felicito quedo muy bueno

Rendra Aditya dijo...

Abstract and natural, I like.
follow here, follow back ok!

Ismael Pérez de Pedro dijo...

me quito el sombrero y el anís, también en copa. saludos

Heinrich Heine dijo...

...adormecer para sentir. No acabo de recuperarme. Buenísimo!

Amparo Donaire dijo...

Exquisito homenaje a esa montaña rusa de sentimientos y emociones que somos capaces de experimentar cada día en compañía de toda esa gente importante que viaja con nosotros.

Si no fuese por esas tantas noches sombrías de las que somos protagonistas, jamas valoraríamos el calor del sol.

Un saludo desde Jaén

http://eltinterodeunaescritoraamparodonaire.blogspot.com.es/