Compartimos la mirada...

jueves, 23 de febrero de 2012

PREMONICIÓN SINIESTRA

Pareciera que mi relato anterior fuera una espantosa premonición de la tragedia de ayer.
Escribí sobre mucha gente que moría,me impresiona.

Pero lo que sucedió en la estación Once no fue un accidente,fue la forma en que nos tratan de imbéciles a los argentinos.

Las cosas funcionan mal y nadie hace nada.

Hay villanos que siguen lucrando y además reciben subsidios del gobierno para hacer las cosas mal!!!

Las muertes aumentan y la vida no vale nada en este pais.

Sin ir más lejos,hoy siguieron saliendo trenes atestados de gente,sin ningún control sobre su funcionamiento.

Salir a trabajar sin saber si se vuelve a casa.

Así es vivir en Argentina.

Y aunque la ame,hay que decir la verdad.

10 comentarios:

Flopi dijo...

Fue terrible la tragedia, pero creo yo que se podría haber evitado! con un buen funcionamiento de los medios de transporte. Pero bueno ahora ya esta, lo siento mucho por los familiares y victimas del hecho.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Una tragedia.

Teyalmendras dijo...

Tambien pasa en España... menos mal que nos quedan las palabras.

Saludos Sildelsur, almendrados por supuesto ;)

Pedro Luis López Pérez dijo...

Creo que en todos los Paises del Mundo, unos pocos creen que los muchos somos, sólo eso, "masa", cuando ellos estan ahí gracias a nosotros, la inmensa mayoría, la multitud que hace que ellos vivan sobradamente bien.
Mi más sentido pésame a todos los argentinos por este trágico accidente. Es como si fuera mi segundo País, ya que tengo un buen número de familiares que residieron o residen en esta gran y bella nación.
Un abrazo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

Saludos y un abrazo.

M. dijo...

Precisamente porque la amas dices la verdad. Precisamente por eso.
Un abrazo desde el país que encarcela a los jueces y deja libres a los delincuentes.

Ser dijo...

Que raro somos los argentinos, mezclara rara de sangre extranjera y sangres que ya olvidamos, cuantas muertes se necesitan para valorarnos, estamos tan lejos…

Vagamundo dijo...

Para que "este" mundo funcione, tiene que haber cada vez más borregos y menos cabos.
Desgraciadamente las masas estamos tan asustadas, amenazadas, chantajeadas y faltas de recursos que ni dándonos de bruces contra las miserias vamos a hacer algo para cambiar las cosas.

Javier dijo...

Qué desgracia. Todo el mundo funciona mal.

Ojalá se arregle.

Arturo dijo...

Once, drama argentino:
-¡Usted tiene la culpa!
-¿Quién, señor?
-¡Usted, señor!
-¿Yo, señor?
-¡Sí, señor!
-¡No, señor!
-¿Pues entonces, quién la tiene?