Compartimos la mirada...

domingo, 19 de febrero de 2012

FEBO ASOMA



"Se podian observar cadaveres en las veredas,sobre los canteros de los edificios,incluso se vio alguno sobre el techo de un auto".( Diario "La Gente" 2ºedicion).



Ese dia el termometro marcaba a las 10hs,38 grados centigrados.

Los empleados de las oficinas subian y bajaban despreocupados por el edificio refrigerado.Si alguien salia,lo hacia desde el garage,en algun auto de la empresa,por supuesto con aire acondicionado y llegaba a algun lugar tambien refrigerado,incluso debian llevar algun abrigo porque a veces el frio era excesivo.

En otro mundo paralelo,la gente en la calle sudando.

Rezando por poder caminar sobre alguna calle arbolada,buscando algun kiosco con bebidas frescas y no tibias como solian ofrecerse a causa de la exagerada demanda.

Algunos sentados en los parques,transpirando,abanicandose con un diario viejo,soplando su flequillo para despejar la frente humeda y caliente.

Chicos desesperados bañandose en fuentes de las plazas,repletas de agua mohosa y contaminada.

Nada importaba ante el calor agobiante que pronto llego a 40 grados de sensacion termica,ante el asombro de la gente que no dejaba de comentar que el cambio climatico lo estaba alterando todo,que los inviernos estaban cada vez mas frios y los veranos hervian.

En las oficinas,los problemas eran otros,mas complejos y menos terrenales.

Se seguia tomando cafe caliente,sopa instantanea al mediodia para quitar esa sensacion de "nariz helada",tan molesta.

En los colectivos,el aire denso y pestilente a transpiracion,hacia dificil que se pudiera respirar,mientras que en las oficinas,todo olia a "magnolias y fresas",que un aparato se encargaba de distribuir en cada sector del edificio,incluso en los ascensores.

Al mediodia parecia que el infierno habia bajado a la tierra,y los pobres seres que no tenian mas remedio que transitar por la calle,iban sintiendo que las fuerzas los abandonaban.Incluso hubo desmayos y gente deshidratada y se esperaba que en cualquier momento se desencadenara una catastrofe.

Estaban todos relajados en la oficina,enfrascados en sus asuntos,cuando de pronto hubo un corte total de luz.

Nadie se preocupo,ya que habia grupos electrogenos de emergencia.

No funcionaban.

Poco a poco comenzo a correr el rumor y los empleados y gerentes comenzaron a sentirse un tanto intranquilos.

El frio de los aires acondicionados se fue diluyendo y la gente estaba sudando.

Cuando decidieron cerrar las oficinas y marcharse,se dieron cuenta que las puerta solo se accionaban con electricidad:_estaban encerrados en la mole!

Subian y bajaban las escaleras oscuras y muy pronto comenzo el caos:_desmayos,ataques de panico,gritos,pedidos de auxilio.

No funcionaban los telefonos ni los celulares,todo estaba cortado.

Las mujeres se apoderaron de los baños y se estaban mojando permanentemente,mientras los hombres les rogaban que los dejaran entrar.

De pronto el agua se corto.

Les parecia que estaban rodando una pelicula o que seria alguna broma de mal gusto,pero todo eso estaba sucediendo.

Algunos comenzaron a quedarse semidesnudos,el calor era asfixiante y no habia ventanas que se abrieran...solo quedaba la terraza.

Unos cuantos comenzaron a subir para intentar conseguir aire fresco.Cada vez mas personas lo hacian.

Pero arriba era mas sofocante aun y no se podia volver a bajar porque las escaleras estaban colapsadas por decenas de gente que subia desesperada.

Comenzaron a apiñarse en la terraza,afiebrados,mirando hacia la plaza de enfrente donde la gente se bañaba en las fuentes llenas de moho,pero que a ellos les parecia un oasis de frescura,y como en un sueño comenzaron a volar hacia alli,uno tras otro volaban hacia el agua que ya sentian fresca y cristalina sobre su piel,ese agua que les calmaria la sed y la fiebre,ese agua de la plaza que solo alcanzarian volando desde la terraza de la torre de oficinas.

A la tarde la policia reporto el suicidio en masa de una compañia entera de importaciones.Los cadaveres invadian toda la cuadra.

Uno llego a la fuente y flotaba alli.

Se adivinaba una sonrisa en el rostro desfigurado.

La gente que lo vio,lo quito de la fuente ya que el calor seguia quemando la piel, y necesitaban urgentemente refrescarse.






6 comentarios:

Pilar dijo...

Atrapada en el relato, mientras sujeto la manta que me cubre las piernas.

Un beso que cruza este invierno hasta tu verano.

Pedro Luis López Pérez dijo...

Impresionante y aterrador relato, cargado de una metáfora y abstración real. Dos sociedades, dos maneras de vivir y, al final, quien tiene menos posibilidades sobrevive. A veces pensamos que estamos por encima de todo y no es así. Cualquier mínimo detalle nos hace despertar de nuestro error y nuestra soberbia. Sin ir más lejos me acuerdo del titanic "El Barco que jamás se hundiria".
El final es la indiferencia por lo ocurrido y el intentar seguir sobreviviendo, sin detenerse en lo que ha acontecido.
Magnífico relato. Es un placer leerte.
Un abrazo, Sil.

Flopi dijo...

Que buen relato! La verdad, me atrapo desde el principio. Y lo mejor es que cuenta la realidad misma que estamos pasando.

Diazul dijo...

Suicidio en masa. uff..que historia tan extraña.. no pudo haber sido suicidio, si todos luchaban por salir de ahí, inlcuso les parecía una broma de mal gusto.

Muy buen relato.
Besos.

Carlos dijo...

Un relato estupendo.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Con este sol, cualquier tipo de delirio puede esperarse...