Compartimos la mirada...

jueves, 27 de octubre de 2011

EL JUICIO NECESARIO

Ayer llore.
De emocion,pero llore.
Recorde que un dia de mi lejana infancia,estando en la escuela comenzo a correr el rumor:_Se armo la galleta! decian los chicos repitiendo palabras de los adultos.
Corria el año 1976,y comenzaba la pesadilla.
Desapariciones,tormentos,dias negros para el pais.
Silencio,sombras y terror!
Nadie sabia por que en la tele unos señores de trajes extraños,decian_ "comunicado numero..."
Temblabamos al oir eso!
Nos fuimos acostumbrando a que nos digan que hacer,como y cuando.
Paso el tiempo,y siendo adolescente fui llevada presa por una racia,estando de vacaciones en V.Gesell.
Mi delito fue haber estado una hora despues de lo permitido jugando al pool con amigos.Eramos chicos!!!
Nos llevaron en un camion de la policia y nos dejaron adentro hasta el dia siguiente!
No habia celulares y las casas de veraneo carecian de telefono,por lo que nuestros padres estaban enloquecidos creyendo lo peor!
Una anecdota que termino bien,pero podia haber terminado con mi vida,si ellos lo deseaban...
Años despues volvimos a ver salir el sol,se volvio a votar y a elegir presidente.
Los pelos se desataron,las polleras se acortaron,el clima comenzo a distenderse.
Retorno la añorada democracia!
Ayer llore.
Estaba viendo en la tele el juicio a algunos de los peores asesinos que tuvimos que padecer...
Llore de emocion,no pense que algun dia llegaria a verlo.
No pense que mis hijas estando en el mismo grado en el que estaba yo cuando comenzo la pesadilla,veria finalmente el castigo,la presencia de la ley.
Ellas vieron mi emocion en libertad,en democracia.
Distintas infancias,claro.
Pero al verme emocionada por ese acto inigualable de justicia,creo que lograron entender que la libertad no es gratuita,que a veces conlleva dolor,años de injusticias,y que como si fuera una joya muy,muy valiosa,hay que cuidarla!
Una misma edad:dos historias tan distintas.
Yo vi el comienzo de la muerte,y ellas presenciaron el retorno de la vida.

10 comentarios:

Lapislazuli dijo...

Creo que muchos argentino (no puedo generalizar mas) nos emocionamos, recorde el Juicio a las Juntas, hace un tiempo estoy revisando materiales porque estoyescribiendo sobre los presidentes de la democracia. Un abrazo

sildelsur dijo...

Hola!
Cuando tengas listo lo que estas escribiendo,me encantaria leerlo!!!
Aunque a mi lo que me tiene mas intrigada fue la epoca anterior,ya que yo era muy chica y para peor,estaba prohibido hablar.
como se llego a cometer esa locura sin que nadie pudiera impedirlo?
al igual que el Holocausto judio,que aun no comprendo como el mundo
no reacciono a tiempo ante tan descomunal atrocidad.
besos!!!

escuchando palabras dijo...

Uyy Sil que tema tan rispido....siento alegria q se haya echo justicia...y gente destetable como Aztis ahora no andaran impunemente por la vida, besos

Finicolasgafas dijo...

A veces las lágrimas cruzan el charco.

Te dejo un enlace a mi blog:
http://materialmarcado.blogspot.com/2011/10/revista-festa-2004-publicacion-del.html

Un abrazo fuerte.

Marilyn Recio dijo...

Me encanto tu relato. Son recuerdos inolvidables! Me pasa a mi tambien al reocordar la dictadura en mi pais, y los asesinatos durante esa epoca. Hay que saber valorar la libertad.
Un abraXo

Saudades8 dijo...

Tengo muchos recuerdos de la dictadura argentina mientras el mundo occidental miraba para otro lado como tengo constancia, aunque no lo viví de los años de la República en España donde por el solo hecho de asistir a misa te cogían, te llevaban preso y te fusilaban, como mataron a miles de curas y monjas, eso ocurría en la dulce República, para algunos.

Un beso

sildelsur dijo...

Escuchando palabras: poco a poco todos van pagando sus culpas...
besos!!!

sildelsur dijo...

Finicolasgafas
Por supuesto!
El dolor no tiene fronteras...
Ni la alegria!!!
Por suerte.
besoss!!!!

sildelsur dijo...

Saudades8: los imbeciles se parecen en todas partes...

besos!!!!

Vagamundo dijo...

Todos fuimos argentinos en algún momento de la historia, tanto de la más brutal, como de la más renacentista.