Compartimos la mirada...

jueves, 30 de junio de 2011

TINIEBLAS PREDILECTAS

Cuando se apaga la última lámpara
no sólo se apaga algo mayor que la luz:
también se enciende la sombra.

Debería haber sin embargo lámparas
que sirvieran exclusivamente
para encender la sombra.
¿No hay acaso miradas para no ver,
vidas nada más que para morir
y amores sólo para el olvido?

Hay por lo menos ciertas tinieblas predilectas
que merecen su propia lámpara de oscuridad.








Nº 12 DE ROBERTO JUARROZ


.......................................................................................................................................................................

2 comentarios:

Gala(tea) dijo...

Deberia existir esa lámpara... que oscurece a la propia oscuridad.
Que profundo... tengo los pelos de punta.
Besazo.

Pluma Roja dijo...

Una muy buena elección.

Saludos cordiales.

Hasta pronto.