Compartimos la mirada...

jueves, 9 de enero de 2014

Recargando pilas

Querida amiga:
por fin me pude tomar unos días junto con la familia!
En realidad fui yo primero con las nenas.
En primer lugar ordené y limpié mi casa,para dejarla en condiciones para el regreso.Un poco de esfuerzo antes del descanso,total próximamente estaría panza arriba dejando pasar las horas entre la pileta,el sol,algún libro bien gordo.
Así que luego de ordenar mi casa,cargué el auto con algunas cositas que debía llevar si o si: toallas,sábanas,víveres,juegos para las chicas por si llueve,pelota,patines,productos de limpieza para no dejar nada de mugre cuando nos vayamos.
Luego de un buen rato de cargar el auto,puse primera,pero oh sorpresa!No tenía una gota de nafta.
Ningún problema,fui con las chicas a la estación de servicio más cercana.El calor rondaba los 32 grados a la sombra,pero andábamos con aire acondicionado.
Esperé un rato en la estación de servicio junto al surtidor de nafta.
Por suerte un gentil muchacho,de esos que atienden,luego de verme parada mas de 15 minutos me dijo que por media hora estaría el camión descargando nafta,así que podía esperar o irme.
A ocho cuadras había otra estación.
Eso dijo,pero pasé muchas más de ocho y nada.
Me arriesgué a salir a la ruta con dos gotas de nafta y el aire acondicionado comenzaba a dejar de enfriar.
Conseguí una estación y pude llenar el tanque!
Llegamos finalmente y luego de descargar la parva de bártulos por fin estábamos casi casi con un pie en el agua.
Había que embadurnar a las chicas con protector solar,así que cuando finalmente terminé la labor,se nubló.
_No importa,pensé y me puse a leer mi novelón.
Un chico se tiró de bomba a la pileta y me mojó el libro,pero por suerte aún se dejaba leer.
Aunque el agua corrió parte del protector solar que yo misma me había puesto en la cara y empecé a sentir que me ardía.
Se me irritó el ojo,así que me fui al departamento a lavarme la cara y a leer en el balcón.
La tormenta lo había dejado lleno de tierra,asi que lo barrí y baldié y cuando al fin me senté a leer,llegaron las chicas con un hambre!Tuve que darles la merienda,y entre una cosa y otra se fueron a bañar.
Se inundó el baño.
Podría aprovechar y refrescarme también ,pero a cambio de eso lo sequé porque estaba resbaloso.
Cenamos y dormimos.
A media noche el aire acondicionado me hacia temblar de frío,así que lo apagué y provoqué que media familia estuviera disconforme.A las cuatro de la madrugada estábamos debatiendo sobre si dejar el aire y provocarnos  una pulmonía,o morir de calor.
Amaneció y ni se que decisión tomamos,porque me dormí en algún sillón sentada.
Me desperté con el ruido de la máquina de cortar pasto del vecino.
Me lo tomé con alegría ya que podría aprovechar la mañana,bien tempranito,para ir a la pileta.
El hombre insistía con el pasto,parecía que su intención era sacar todo el pasto de raíz!
Intenté leer pero me molestaba el ruido y me puse a nadar.
Ahí el tipo dejó de hacer ruido,entonces me puse a leer y volvió a cortar el pasto.
Definitivamente era algo personal.
Me tiré a la pileta y salí varias veces, y el hombre aturdido dejó tirada la cortadora de pasto.
Uno a cero!
Llamé a las chicas para que aprovecharan el hermoso día en la pileta y si,adivinaste amiga: se puso feo y comenzó a llover.
La tormenta fue el paso previo al corte de luz.
Me dije que para estar en un departamento prestado y pequeño y sin luz,mejor mi casa!
Volví a limpiar para dejar todo en condiciones y con los veinte bolsos subimos al auto nuevamente.
Llegué a casa y un olor nauseabundo me recibió.
Me había olvidado de sacar la basura!
Resignada comencé a limpiar mi casa,y ya era la segunda casa en un día!
El sol brillaba ahora por la ventana,pero ya habíamos regresado.
Bueno amiga,así fueron mis dos días en el tigre.
Como verás,recargué bien,muy bién las pilas.
Ya puedo matar a alguien.








8 comentarios:

Ester dijo...

Jajaja, pero no te enfades, me río contigo, no de ti, me río de como lo cuentas no de lo que ocurió. Espero que acabadas las vacaciones y vuelta a la normalidad y trabajo puedas descansar. Un abrazo y si la de la revista eres tu estas muy guapa.

Guantes De Lana dijo...

ups. Que mala suerte, pero que buena experiencia para escribir. Bueno espero que descanses aunque sea en tu casa.
Besos totales y muy bueno el relato más allá de lo agotador que debe haber sido.

Guantes De Lana dijo...

ah me olvidaba. saliste muy linda en la tapa de la revista.
besos totalea

Pilar V dijo...

Pues ya nos irás informando (suerte que me quedas lejos, jeje)

Sonsoles dijo...

Feliz año de todas formas ;)
Me gusta q siempre pongas buena cara al mal tiempo y a todo lo q se te pone por delante, q adivino, no siempre es fácil.
Besos

moderato_Dos_josef dijo...

Sildelsur, narras de una forma en la que sacas a relucir la vertiente cómica de un asunto que en realidad es muy duro.
Me ha gustado leerte y hedisfrutado hoy.
Te sigo..
José.

RECOMENZAR dijo...

Me ha encantado tu blog
y me encantan tus escritos Abrazos

Misterio dijo...

Jejeje, no merece la pena, No mates a nadie que después no te permiten volver a la pileta :)

Es un placer descansar...

Muchos besos.