Compartimos la mirada...

sábado, 17 de septiembre de 2011

Viviendo entre libros (primera parte)




Iba por la calle mirando la gente,el cielo,los pocos arboles que aun permite la ciudad de cemento,cuando senti deseos de entrar a una libreria y comprar un libro.
No sabia cual,solo me deje atrapar por algun detalle,por un titulo...asi me ocurre en general: ellos me llaman!
Pero no sucedia el encantamiento,y me acerque al dueño de la libreria, para que me recomendara algun ejemplar.
El hombre era de mediana edad,usaba anteojos,y tenia un aspecto de intelectual muy acorde al oficio que tenia.
Me recomendo varios,pero puso enfasis en El Perfume,de Suskind.
Comence a leerlo en el trayecto,y la curiosidad me fue invadiendo.
Lo segui en el almuerzo,y de regreso a casa.
Por momentos estaba tan dentro del libro,que tuve miedo de quedarme sola!

Me di un baño.

De pronto cai en la cuenta de que mi piel perfumada podria ser un señuelo para "el perfumista" y senti panico!

Acaso vendria por mi aroma a matarme y conseguir algo de mi personalidad que el estaba necesitando?

Derretiria mi carne hasta obtener mi escencia,se bañaria en ella cada dia,y poseeria de esa forma algunas de mis caracteristicas?

Cuando cai en la cuenta,me seque a toda velocidad,y me dirigi a casa de mis padres: ellos tienen un altillo que nadie conoce excepto yo.
Mi casa quedo vacia,aunque mis prendas perfumadas con mi aroma seguian alli.
Sabia que "El" tomaria una por una,y comenzaria a procesarlas para hacer "el perfume"...mi piel seria el siguiente paso.

Si deseaba conservar mi pellejo,mas me valia apresurarme.
Estando en el altillo de la casa de mis padres,comence a revolver objetos en desuso y encontre algunos libros que habia abandonado al marcharme de aquella casa.
La mayoria eran textos escolares,aunque encontre algunos que me habian acompañado en mi adolescencia: El pajaro canta hasta morir,Mi planta de naranja lima,El principito,Rebelion en la granja,Juan Salvador gaviota,Demian (de Hermann Hesse) y muchisimos mas que jamas volvi a ver!
Estando sentada alli,en el piso,comence a oir voces: _eran ellos!!!
Los personajes de aquellos libros aun permanecian adolescentes eternos,y reclamaban que los ayudara a crecer!
Demian pedia una segunda parte en la cual pudiera desarrolar todo su potencial!
La planta de naranja lima,estaba seca!Pedia agua y tambien ser transplantada a algun sitio mas luminoso!
Los animales de la rebelion,estaban gordos y no protestaban mas...ya no tenian motivos y solo comian hasta reventar...pedian un motivo de rebelion actual!
Juan Salvador gaviota queria jubilarse...estaba agotado de vivir volando y repartiendo enseñanzas...ademas estaba un poco sordo y habia perdido su excelente vista.
El principito ya era un tipo grande y queria que le dijeran algun dia "rey"...un hombre de su edad con ese mote,sonaba a gay de cuarta:El principito!
Ademas,necesitaba alguna mujer! Aun era virgen!
Y Demian queria encontrar al fin la claridad que le fue negada,el sentido de la vida luego de atravesar la guerra.
Ellos gemian,pedian que yo les devolviera algun futuro...estaba encerrados en sus libros.
Les dije que yo tambien estaba encerrada en mi blog,y que no veia salida para ellos ni para mi!
Tal vez haberme dejado extraer el perfume,hubiera sido lo mejor!
Ahi aparecieron mis amigas:las escritoras latinoamericanas Isabel Allende,Angeles Mastretta,Laura Restrepo y Marcela Serrano.
Me ofrecieron su ayuda...me dijeron que yo "si" podria salir del blog,y eso seria el dia en que me decidiera a escribir un libro con mis relatos!
Asi viajaria primero por mi barrio,luego por ciudades, paises...y al fin llegaria hasta donde me lo propusiera!
Me dejaron mas tranquila,aunque aun tenia miedo de volver a casa y ser exprimida como una naranja, por el perfumista se Suskind.
Regrese a casa,y me estaba esperando con el seño fruncido Irvin Yalom.
El me decia que "El dia que Nietzsche lloro",se dio cuenta que el temor y el dolor son parte tan importante de la vida...solo bastaba ver desolado a Nietzche para saber que el sufrimiento no tiene edad ni rango social...y que me permitiera la incertidumbre!
Me acurruque en mi cama añorando la compañia de "La elegancia del erizo",que habia regalado a mi hermano sin recordar que los libros que uno ama no deben regalarse...compraria otro.
Me acompaño Maya,la exotica adolescente de "El cuaderno de Maya" de Isabel Allende,y me canto hasta dormirme Tete,la negra de ebano de "La isla bajo el mar" de la misma autora...

Comence a soñar con mis propios personajes y sus visicitudes...

3 comentarios:

El Joven llamado Cuervo dijo...

Qué impresionante es esa sensación de estar adentro de la historia que lees...

La Rosa Púrpura dijo...

:D me gusto el juego entre relatos, tantos buenos libros, tantos personajes con vida.
Saludos.
TPR

Pilar dijo...

Somos parte de todos los libros que realmente leímos, peor tambien dueños de la pluma que escribirá el siguiente.

Me gustó tu biblioteca.